Ir directamente a la información del producto
1 de 5

Hello Chameleon

Chaqueta Tiburón

Chaqueta Tiburón

¿Eres un cocodrilo? ¿O un camaleón? Noooo, soy un dinosaurio ... deja volar tu imaginación con esta maravillosa chaqueta de dos caras

Precio habitual $200,000.00 COP
Precio habitual Precio de oferta $200,000.00 COP
Oferta Agotado
Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pago.
Size
Color

 

Materials

100% poliéster, 100% mágico

La chaqueta adecuada para todas sus aventuras al aire libre.

Su material es repelente al agua, tiene un filtro UV para proteger la piel de los niños y su interior es térmico, la chaqueta es portátil en su propia cola y tiene una bonita bolsa de embalaje de regalo

Care Instructions

  • Jabón suave
  • No utilizar suavizante
  • No remojar
  • Agua tibia (30ºC)
  • No utilizar lejía
  • Sécame a la sombra o en ciclo de secadora suave
  • No me planches
  • Manténgame alejado del fuego
  • Puedes lavarme lavadora, ciclo suave

Shipping & Returns

ENVÍO
Los pedidos recibidos antes de las 2:00 pm, entre semana, se suelen enviar el mismo día. El ENVÍO GRATIS está disponible en todos los pedidos de Colombia superiores a $150.000. Si tu pedido tiene un valor inferior, cobramos una tarifa fija de $7.500.
El tiempo de entrega es de 2 a 3 dias dependiendo la distancia.

ENVIO EXPRESS

Aplica solo en Bogota, la entrega es el mismo dia o el dia sigiente,

costo $20.000

DEVOLVER
Consulte nuestra página de devoluciones para obtener más detalles.

Ver todos los detalles

✌️ 😉🌦️🦈
¡Tiburones en tierra firme!... Cuidado peligro de mordisco….... deja volar tu imaginación con esta maravillosa chaqueta de dos caras.
¡Chaquetas llenas de diversión hechas para jugar, soñar y sonreír! Cada chaqueta cuenta con un personaje maravilloso, pero esto no es todo… cuando quieras camuflar el personaje, solo necesitas girar la chaqueta para obtener un look super cool y relajado… y como la comodidad es fundamental, cuando la quieras guardar solo debes abrir la colita del personaje y guardar la chaqueta… ¡y listo!